Fresa; adelgaza comiéndola y mejora tu salud.

La fresa, además de ser deliciosa tiene muchos beneficios

Las fresas por ejemplo, son muy efectivas para perder peso.  Conoce más de esta fruta milagrosa; La fresa.

La fresa es un fruto con muchos nutrientes y vitaminas. Es muy recomendable agregarla a tu dieta si tienes deseos de adelgazar. La fresa tiene propiedades que te ayudan a perder peso, de manera natural saludablemente. La fresa además de ayudarte con los kilitos de más, puedes consumirla para bajar el colesterol malo, los triglicéridos  e incluso para tratar el estreñimiento y problemas digestivos.

Existen muchas dietas en las que se utiliza la fresa como herramienta para bajar de peso.  Ya que es un muy buen auxiliar para estos fines y lo mejor es que por ser un remedio natural, no afecta tu salud.

La fresa posee un bajo contenido calórico, inferior a 35 calorías por 100 gramos, por la misma razón puedes consumir porciones bondadosas sin preocuparte por aumentar de peso y sin remordimientos.

La fresa tiene un gran contenido de fibra, lo cual le sienta de maravilla a tu flora intestinal, te ayuda a tener una buena digestión y a limpiar tu cuerpo de toxinas y por consecuencia al consumirla depuras tu cuerpo.

La fresa tiene vitamina C, E, minerales y antocianinas que juegan un papel antioxidante, actuando sobre las grasas y a su vez, la fresa nos ayuda a prevenir la formación de radicales libres. Y lo mejor de todo es que estos mismos antioxidantes que tiene la fresa mejoran el metabolismo a nivel celular.

La fresa también tiene un gran contenido de potasio, el cual nos ayuda a regular los niveles de agua en el cuerpo.Es decir, nos ayuda a reducir la retención de líquidos. Este es uno de los minerales ms importantes en nuestro sistema y este, entre muchas otras cosas, nos ayuda a prevenir la hipertensión arterial.

Batido de fresa:

A continuación compartimos contigo la receta de este apetitoso batido con avena que te hará perder peso con rapidez, debido a las propiedades de sus ingredientes.
Necesitas:

  • 1 taza de fresa (5 0 6)
  • 1 taza de avena
  • 1 cucharada de salvado de trigo
  • 1 vaso de leche deslactosada, de soya o de almendras.

Lava bien las fresas y retirarles el cabo, coloca la avena y el salvado, junto con la leche en la licuadora y deja que se licue hasta que se integren todos los ingredientes.
Toma este licuado por las mañanas y notaras como te hace perder pero y al mismo tiempo te sentirás más enérgico. Combínalo con ejercicio una dieta equilibrada y te sorprenderás con los resultados. Aquí puedes checar otros beneficios de la avena.

La fresa tiene muchos atributos de los cuales puedes beneficiarte al incluirla en tu dieta,  agrégala en jugos, ensaladas, licuados, postres etcétera. Si planeas perder peso, intenta hacerlo de forma gradual, así evitaras el temido rebote, y tendrás un buen equilibrio en tu salud.